Personalienación, o lo que no tiene nombre no existe.

7 04 2012

Al acercarme a la ciudad sin nombre me di cuenta de que estaba maldita. Avanzaba por un valle terrible reseco bajo la luna, y la vi a lo lejos emergiendo misteriosamente de las arenas, como aflora parcialmente un cadáver de una sepultura deshecha. El miedo hablaba desde las erosionadas piedras de esta vetusta superviviente del diluvio, de esta bisabuela de la más antigua pirámide; y un aura imperceptible me repelía y me conminaba a retroceder ante antiguos y siniestros secretos que ningún hombre debía ver, ni nadie se habría atrevido a examinar.

H.P. Lovecraft, La ciudad sin nombre

Lovecraft lo tenía claro: A la hora de evocar terror, miedo y repulsión a partes iguales, nada como que algo no tenga nombre, o cuyo nombre no pueda ser pronunciado.

Durante el tiempo que llevamos Diana y yo enfrascados en la escritura de nuestro libro de próxima aparición siempre nos aparecía un problema: ¿Cómo denominamos a todas las prácticas semidelincuenciales que hemos denunciado en multitud de ocasiones bajo un término que tenga un poco de gancho?

Porque seamos sinceros, “mala personalización” es algo que tiene menos punch que Mariano Rajoy radiando la SuperBowl.

Por no mencionar que es inespecífico y ambiguo, no atacando exactamente la naturaleza del problema. Se puede hacer mala personalización por mero desconocimiento, sin necesidad de que medio ánimo de lucro personal como es el caso.

Recordemos que la palabra “Personalización” está siendo triturada por la identificación que ha hecho Eli Pariser y mucha gente por el estilo, que han mapeado la utopía de los años noventa de la recepción de información personalizada y adecuada con las prácticas criminales de Facebook, Google y demás. El término tendría que ser contundente, escueto, y con gancho. Realmente no encontrábamos nada que estuviera a la altura de la tarea.

Hasta que Diana, que tiene arrebatos lúcidos de estos que me sacan los colores, lanza via SMS el boleto ganador

-“¿Qué te parece si lo llamamos personalienación?

Partamos del DRAE:

Alienación –  “Proceso mediante el cual el individuo o una colectividad transforman su conciencia hasta hacerla contradictoria con lo que debía esperarse de su condición.” (RAE)

¿Donde se produce la alienación? A varios niveles concomitantes.

  • Por un lado, se aliena la relación anunciante-cliente
  • Por otro lado, se aliena la relación usuario – visión de la realidad
Asumamos que la conciencia se forma en buena medida por la forma en la que te colocas ante la realidad, lo cual está determinado por cómo la percibes. Se producen aquí dos procesos simultáneos de alteración de la percepción de la realidad, y por ende de la conciencia:
  • En el entorno publicitario, se percibe una entidad compleja como el potencial cliente reducido a una simplificación tosca que depende de cuatro o cinco datos sociodemográficos y una serie de términos de búsqueda / trazas comportamentales que en muy poco se distinguen del actual desconocimiento completo del cliente. El anunciante participa también de la alienación, creyendo de manera efectiva que su mensaje se destina de manera real a quien realmente le interesa. (Para más foco en estos temas en concreto recomendamos la lectura del blog hernamo Publicidad Singular)
  • Hay otra alienación mucho más clara y a la que ya han hecho alusión Pariser y otros, en la que un usuario de Google o Facebook ternima percibiéndose a si mismo como parte de un pensamiento mayoritario, o siendo minoritario, se encuentra con refuerzos positivos constantes de tus propias conclusiones, sin darte cuenta de que dichos refuerzos no serían tan significativos sin el constante apoyo de la engine de filtrado que desprecia las opiniones conflictivas con lo que ha podido detectar de tí.

Como mencionábamos en otro post, en el momento en que colocamos el Locus de Control fuera de nosotros, estamos realizando un ejercicio muy peligroso de cesión de conformidad al campo de distorsión de la realidad de un tercero. Si este tercero realiza una serie de actos no muy diferentes de empaquetar nuestro pelo y venderlo (son datos, pero deberíamos verlos así) nos encontramos con algo que bajo ningún concepto puede llamarse personalización en buena lógica.

Pero como la buena lógica cotiza a la baja últimamente, nos limitaremos a aceptar la derrota. En lo sucesivo para todas estas prácticas atrabiliarias nos referiremos a ellos como Personalienación (y su equivalente en inglés, Personalienation) , y a las prácticas a nuestro juicio correctas ya sabemos cómo: Personotecnia.

“Lo que se nombra adquiere fuerza. Lo que no se nombra deja de existir” Czeslaw Milosz.

Bueno, pues ya tiene nombre. Ahora a esperar a ver si hace fortuna.

Anuncios

Acciones

Information

6 responses

7 04 2012
martinalcrudo

Querido amigo: has estado brillante. O, mejor, habéis. Esto es más profundo de lo que incluso imaginais (toma ya). Y nos va a dar mucho juego a partir de ahora. A ver si la liamos.

7 04 2012
Jose Alcántara

Es que cuando uno está inspirado, le nacen los posts y los conceptos. Tiene muy buena pinta ese libro que estáis escribiendo al alimón entre usted y Diana (a la que no tenía el placer de conocer, pero me guardo su feed a la de ya).

9 04 2012
La llamada de Chrupal | Versvs

[…] esta imagen, que llevaba tiempo en la recámara, pero la cita de Lovecraft al principio del último post de Recuenco sobre personalienación me la volvió a […]

10 04 2012
Posicionamiento empático

[…] respecto de ese otro blog, o sea, respecto de esas otras personas. Así, llegados a este punto, y siguiendo el ejemplo de nombrar las cosas, pienso que al proceso de construir nuestra identidad y posición en la red, no calcando la de […]

28 06 2012
Porqué el tuning no es chano “per sé” « Personotecnia – The Blog

[…] éste es otro ejemplo más de la contaminación semántica que campa por doquier en un campo como éste, en el que el desconocimiento reina a sus anchas, como […]

8 08 2013
La llamada de Chrupal | Versvs

[…] esta imagen, que llevaba tiempo en la recámara, pero la cita de Lovecraft al principio del último post de Recuenco sobre personalienación me la volvió a […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: